Skip to content

Primera plenaria del FNRP: Un gran avance político organizativo

10/03/2011

En Honduras están pasando cosas muy importantes; la consolidación del FNRP es sin dudas el país en el cual se está dando la experiencia más rica de la lucha de clases de todo Latinoamérica; de ahí también la importancia para que todos los latinoamericanos sigamos con mucha atención lo que allí sucede, aprendamos mucho del mismo y demos nuestro modesto aporte al proceso.

Este es un segundo informe que hacemos y que completa y amplia el primero, escrito el 27 de febrero, un día después de la gran plenaria realizada por el FNRP. Nos pareció importante hacerlo, en primer lugar, para difundir lo que sucede en Honduras en todo nuestro continente y para que también, así sea desde lejos, podamos aportar nuestra modesta opinión, -a partir de nuestras propias experiencias-, sobre algunas polémicas que se han instalado en el FNRP y que son claves para el desarrollo del mismo y para tanto para todos los militantes antiimperialistas latinoamericanos. No está de más insistir que son opiniones desde afuera y por lo tanto deben ser tomadas con mucha cautela por los militantes y dirigentes que están participando en ese rico proceso. Nos parece oportuno hacerlas ya que de manera particular o específica en Honduras se repiten polémicas que no solo son importantes para Honduras sino para todos los revolucionarios latinoamericanos.

El FNRP, una organización político social que es una gran conquista de las masas hondureñas.

La asamblea mostró, confirmo y consolidó que El FNRP es una organización con peso social y político de masas. En pocos días de estadía en Honduras esto aparece como un hecho palpable. La resistencia es una palabra con la que se identifican amplios sectores de masas. Por ejemplo los taxistas, que son un termómetro importante de la situación me dijeron que el 80% de ellos están con la resistencia. El hecho de que estén presentes en la conferencia delegados de los 18 departamentos que forman el país es otro dato contundente de la representatividad que ha alcanzado

La construcción y organización de la resistencia ha sido un proceso riquísimo, tal vez también inédito en la historia de nuestro continente por lo menos en las últimas décadas.

El golpe de Honduras no dio origen a una dictadura como la de Videla o Pinochet, o un régimen contrarrevolucionario que aplastase al movimiento de masas como fue el caso de Fujimory en Perú. Micheletti intentó llevar adelante un golpe de ese tipo cuando puso el estado de sitio pero rápidamente tuvo que recular. Entonces cambió de línea para ir al proceso electoral fraudulento con Zelaya proscripto. Fue obligado a este recule por la situación mundial de la lucha de clases que ha hecho posible que se conquisten más libertades democráticas cerrando cada vez el camino a salidas de ese tipo en el mundo y porque, por primera vez en mucho tiempo, un golpe de estado no pudo desalojar las calles. A pesar de los intensos operativos de militarización la represión y los asesinatos a más de 200 militantes, la resistencia no las dejó. Si con su lucha no se logró la restitución de Zelaya ni impedir las elecciones fraudulentas que dieron origen al gobierno Lobo, ese gran movimiento avanzó cualitativamente en todo ese largo periodo de año y medio para dar origen al FNRP.

Se trata de una organización que ya es más que un frente único de lucha contra el régimen, es una organización político social de masas de los trabajadores y el pueblo. La plenaria lo mostró. En el frente participan importantes organizaciones campesinas, poblaciones indígenas organizadas en la COPIN (Coordinadora de los Pueblos Indígenas), y prácticamente las más importantes organizaciones sindicales de Honduras; la CUT que tiene numerosos sindicatos entre ellos el Estybis, sindicato de bebidas dirigido por Carlos Reyes; el magisterio que jugó un rol decisivo en la resistencia y numerosos gremios como el de los trabajadores de la salud por ejemplo. A esto hay que sumar a organizaciones políticas juveniles, de mujeres, artistas y la totalidad de las organizaciones de izquierda.

Junto a las organizaciones sociales, lo que le da al FNRP un carácter de masas es sin dudas la presencia de una gran parte de la base del partido liberal de Zelaya. Si bien algunos sectores liberales salieron del frente desnudando que sus intenciones eran solamente de contar con un trampolín electoral, se han consolidado en el frente un gran sector de la base liberal que ha seguido en forma consecuente a la figura de Mel Zelaya y ha abrazado al FNRP. Mel Zelaya hizo posible ese gran paso cuando declaró categóricamente que sin abandonar su trayectoria era del FNRP y no del Partido Liberal. Esto es lo que explica también la gran representación del frente y su extensión nacional.

El FNRP, mal que le pese al gobierno de Lobo es parte de la superestructura política del país. El mismo es noticia todos los días en la prensa de Honduras y cuenta con medios a su favor. Sorprendentemente para quien viene de Brasil, cuando una llega a Honduras no solo se encuentra con la prensa oficial golpista, sino que descubre también que el FNRP cuenta con medios, -la radio Globo y al Canal TV 36. Estos trasmitieron en directo gran parte de las deliberaciones de la conferencia. Y más asombroso aun es la existencia del diario “El Libertador” que debe ser el diario latinoamericano más de izquierda y que todos los días hace una denuncia contundente del régimen y la gran burguesía hondureña en el poder. La importancia de los medios en el FNRP es tal que estos medios pidieron participar con tres delegados en la plenaria nacional o comité nacional del frente.

La reciente conferencia; un paso en la organización e institucionalización del FNRP.

La conferencia fue triunfo importante tanto por la cantidad de delegaciones presentes y porque se dio un avance en la construcción y consolidación de la dirección y las instancias organizativas del mismo. Al elegirse por unanimidad a Mel Zelaya y a Juan Barahona como coordinador y subcoordinador, y a una dirección nacional representativa de todos los departamentos y sectores componentes del FNRP, se dio un paso en la institucionalización del mismo. No fue por casualidad que un analista de la televisión -ciertamente oficialista-, haya dicho que la conferencia significa una quiebra del viejo bipartidismo, argumentando que ninguno de los dos partidos, ni el Liberal ni el Nacional podían juntar la representación del FNRP y llevar adelante una asamblea como la que hizo el frente.

Los nuevos desafíos que se colocan; las vías para luchar por el poder político.

Así como afirmamos que el evento en su conjunto fue un importante avance por lo ya expuesto tenemos que decir también que el debate de las vías para alcanzar el poder fue complejo y confuso.

No ha sido una casualidad que la cuestión del poder se haya colocado. Esto ocurre porque por el peso social y político adquirido se le plantea al FNRP esta cuestión como algo objetivo, como una tarea de la etapa presente. El FNRP como organismo, ya no es solo un frente o unidad de acción para derribar al gobierno, sino que se presenta como una alternativa de poder ante los partidos del régimen y el régimen mismo. Se dieron sus primeros pasos pero a decir verdad, no concluyó todavía para dotar al FNRP de una estrategia de poder.

Esto tiene su explicación. De un lado porque en Honduras hay una realidad política que no está suficientemente clara, o mejor dicho, que es contradictoria. Si bien el FNRP se ha instalado como una alternativa política al poder al régimen, esto se da en momentos en el que la actual correlación de fuerzas no es favorable a las masas. El gobierno Lobo, apoyado fuertemente en el imperialismo y las ocho familias que dominan la economía, ha conseguido avanzar con planes neoliberales privatistas. De esa manera si bien el FNRP es una alternativa de poder, no está colocada para el próximo período la lucha por el poder político por vía de la acción directa e insurreccional de las masas. Ciertamente la vuelta de Zelaya tiene simpatía de masas; los sectores pobres y de trabajadores están con el FNRP no solo porque ha luchado contra el golpe sino porque también comparan el gobierno Lobo con el de Mel y de ello surge una diferencia clara; el nivel de vida de las masas y sus conquistas han retrocedido. Pero una cosa es tener simpatía y adhesión de las masas y otra diferente es contar con ellas para movilizarlas para una lucha por el poder político.

Si ha sido confusa no solo es porque trata de una discusión nueva para los numerosos miembros que ha formado el FNRP, sino porque también la existencia de un sector que levanta posiciones maximalistas no permitió que se avanzara en la misma. Hay sectores en el Frente que disuelven el análisis político concreto en verdades generales sobre la toma del poder mediante una revolución socialista. Lenin “En el izquierdismo enfermedad infantil del comunismo” decía que “la historia en general y en particular es siempre más rica de contenidos, más variada de formas y aspectos, mas astuta de lo que imaginan los mejores partidos y las vanguardias más conscientes”. De ahí Lenin derivaba dos conclusiones prácticas. La primera era que “la clase revolucionaria para realizar su misión debía utilizar todas las formas y aspectos de la actividad social sin la más mínima excepción”; y la segunda “que la clase revolucionaria debe estar dispuesta a substituir de un modo rápido e inesperado una forma de lucha por otra”.

Al debatir la lucha por el poder político en Honduras se entrelazan tres cuestiones que están ligadas. La Asamblea Constituyente que es una consigna del FNRP desde la época del gobierno de Mel y con la cual posteriormente el FNRP recolectó un millón cuatrocientas mil firmas; la cuestión de la participación en las elecciones; y por último si el frente debe ser o dar origen a un frente amplio político.

La asamblea constituyente

Esta es sin dudas una consigna fundamental de la actual etapa para cambiar el actual régimen político y reorganizar al país sobre nuevas bases; no por casualidad se derrocó a Zelaya por tratar de llevarla adelante. La cuestión es como se la conquista ahora. Un sector de la plenaria tomó esta tarea como la principal que hay que llevar adelante en forma inmediata por medio de una auto convocación. Discursos defendiendo esta posición se apoyaban en dos hechos; el de una auto convocatoria de la COPIN que juntó 2.000 miembros de pueblos indígenas en la que se resolvió marchar hacia su propia asamblea constituyente, y el hecho de que el frente haya juntado casi un millón y medio de firmas. Las cuestiones que están colocada es si hay condiciones para auto convocarla y si es posible hacerla sin previamente derrocar el actual gobierno y conquistar un nuevo poder.

No parece que en el actual momento haya una situación que permita desafiar el poder de la burguesía con una auto convocación. Una cosa es que casi medio millón de personas firmen por la constituyente y otra que salgan a la calle para llevarla adelante. Además, creemos que no hay posibilidad de convocar a una constituyente desvinculada de la lucha por derribar el gobierno y tomar el poder del estado. El ejemplo más actual es el de las revoluciones que están aconteciendo en el mundo árabe contra gobiernos autocráticos que llevaban muchos años en el poder. Gracias a que se derribaron los gobiernos autocráticos se colocó como tarea presente la cuestión de la constituyente y se acaba de conquistar Túnez la convocatoria a elecciones para hacerla. Esta es también la gran lucha política planeada en Egipto después del derrocamiento de Mubarak. Nos parece que el ejemplo es ilustrativo. En el caso de Honduras, el FNRP, sin lograr una embestida de masas que derribe al gobierno, no tiene condiciones de convocar una asamblea en la que participe la mayoría de la población. Si las hubiera significaría que hay ya una situación revolucionaria, y si esto fuera así, lo que estaría planteado entonces sería la toma del poder político para convocar la constituyente.

Se trata de una discusión que es histórica y universal entre los sectores que piensan que es posible “cambiar el mundo sin tomar el poder” construyendo el poder desde abajo, o los que pensamos que no se puede superar el estado burgués si no es por medio de la toma del poder político.

Las elecciones

Otra discusión central fue si el FNRP tiene que tener una política electoral y participar en las elecciones. Hubo un consenso sobre que actualmente no están dadas las condiciones para que el Frente participe. Influyó para ello la carta enviada por Zelaya en la que al mismo tiempo que decía que no había condiciones para el 2013, afirmaba que el Frente tenía que estar preparado para cambiar y asumir otra táctica rápidamente en los próximos meses. En nuestra opinión, y siguiendo el raciocinio de Zelaya, el frente tiene que luchar para crear las condiciones para que pueda participar de las elecciones del 2013. En la asamblea hubo sectores que agarrados unilateralmente a la primera parte de la frase de Mel sobre el 2013, negaban toda posibilidad de que se dispute mediante elecciones el gobierno. Anteponían la vía insurreccional a la electoral y esto no es una disyuntiva correcta. En este sentido no está mal recordar cuál fue la táctica de Lenin que participó en elecciones a la Duma rusa en la época que la autocracia zarista gobernaba Rusia. Lenin defendía la participación en las elecciones–a pesar de estaban lejos de ser libres y democráticas- en la medida que no hubiera condiciones para la lucha directa por el poder político. En Honduras es esta la situación que está planteada; no hay condiciones para una lucha insurreccional para tomar el poder y por tanto, el FNRP, si quiere mantenerse como organismo de peso de masas tiene que participar en ellas. No participar significaría renunciar a la disputa del poder político bajo la forma en que él está colocado para las masas en este período. Si no se participa, el FNRP se va a comenzar a aislar de las masas que de todas formas van a ir a votar y lo van a hacer por otro partido. Hay que disputar a las masas en todos los terrenos y cuando hay elecciones es en el electoral; el abstencionismo si se eleva a táctica permanente solo sirve para hacerle el juego al régimen.

Por eso el FNRP tiene que crear las condiciones para poder participar. Y la consigna fundamental para ello durante este periodo de dos años hasta el 2013 es levantar con fuerza y luchar para la vuelta de Zelaya; es decir crear las condiciones -poniendo al gobierno contra la pared-, para que Zelaya pueda regresar.

Nos parece que esta es la primera y más importante tarea que tiene el FNRP en el próximo periodo y la más revolucionaria, la que más castiga al régimen y la más sentida por el pueblo que sigue al frente. Renunciar a las elecciones libres como consigna sería renunciar a la venida de Zelaya y terminar haciendo el juego a los partidos del régimen, los liberales adaptados y los conservadores para que entre ellos se repartan de nuevo el poder.

El FNRP tiene que contar con un brazo político.

Vinculada a la anterior cuestión estuvo en discusión la necesidad de crear un instrumento político que pudiera usarse para participar en las elecciones. La plenaria discutió esta necesidad y se propuso la creación de un frente amplio político. Evidentemente que esta es una tarea que tiene planteada el frente si quiere postularse en el proceso electoral, pero no fue una discusión que estuviera bien presentada. Lógicamente, la gran mayoría de militantes del frente rechaza a los viejos partidos políticos, ellos vienen de la experiencia con el liberalismo y no están en el frente para que este se transforme en un partido político más. Muchos de ellos vieron en el planteo de un frente amplio la posibilidad de que el frente se diluya y se convierta en un partido más. Ayudó a que esto sucediera porque una vez más los sectores maximalistas polarizaron la discusión y no permitieron que se expusiera claramente la idea de que significa la construcción de un frente amplio político. En nuestra opinión no quedó claro en la propuesta que lo que se estaba proponiendo no es la disolución o sustitución del frente por otra herramienta en el terreno político, sino la creación de un brazo político del mismo FNRP y por lo tanto subordinado al mismo. O sea la idea de que el frente tiene que continuar existiendo como el movimiento político y social que es; no diluirse ni transformarse. Pero al mismo tiempo, formar su aparato electoral propio subordinado al frente, necesario para participar de las elecciones como una colateral del frente.

Evidentemente estas discusiones ha sido un primer paso para una organización nueva como el FNRP. A pesar de que en algunos momentos el debate se exasperó el entusiasmo con el FNRP no decayó entre los mil quinientos delegados. Todos los sectores auténticamente representativos de la base opinaban que había sido una primera discusión, y que más allá de las contradicciones el frente se había fortalecido.

Es que la combatividad, la militancia y la valentía para enfrentar al golpismo han consolidado en Honduras una vanguardia valiosa y una organización aun más valiosa que es –como decíamos al comienzo- la más rica e importante que hay ahora a nivel de todo el continente. Esa valentía y fuerza militante quedó palpable en la conferencia. Muchos delegados fueron amenazados para no venir, otros fueron detenidos en el viaje, pero en ningún momento esto afecto a la plenaria. Hay mucha garra y fuerza que se ha construido en estos casi dos años de resistencia contra los golpistas.

El FNRP cuenta con más de doscientos muertos asesinados bajo el golpismo y el gobierno de Lobo. La plenaria hizo un emotivo homenaje especial a los mismos, pero sin dudas el más importante es el de la reunión como un todo, haber pasado la prueba de realizar una conferencia con tantos delegados que vuelven a sus lugares a construir más resistencia y movilización y más FNRP.

Pedro Fuentes

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: